Blog Orivip RSS

La mayoría de nosotros, en nuestro día a día,  estamos más pendientes del estado del tiempo,  de las cosas que tenemos que hacer,  o del saldo de nuestra cuenta corriente que de la tensión que hay en nuestro propio cuerpo; sin embargo,  resulta clave escuchar a nuestro cuerpo para controlar el estrés.

Leer más

Un médico de Chicago llamado Edmond Jacobson publicó en 1929 un libro al que tituló “Relajación Progresiva”. En él describía su técnica de relajación muscular profunda, la cual, según afirmaba, no requería de imaginación, fuerza de voluntad ni sugestión.

Leer más

Vamos a detallar en este artículo unos ejercicios destinados al localizar y explorar las áreas de tensión de nuestro organismo. 

Primero de los ejercicios de la Gestalt para localizar la tensión corporal: Toma de conciencia

  • Concentra tu atención en el mundo que te rodea. Fórmula en tu pensamiento frases del estilo de: “soy consciente de… Están pasando coches,  la alfombra es blanca, el suave viento mueve los papeles”.
  • Ahora dirige tu atención al tu cuerpo y sensaciones físicas. Formula frases del estilo de: “soy consciente de… Tengo frío,  tengo hambre,  siento tensión en el cuello…”.
  • Vuelve otra vez al concentrar tu atención en el mundo exterior y posteriormente de vuelta a prestar atención a tu cuerpo.
  • Repite estas series varias veces en tus ratos libres. Así aprenderás a separar y apreciar la diferencia que existe entre tu mundo exterior e interior. 

Leer más

Como cada año después de las vacaciones de verano, llega el momento de plantearse los buenos propósitos de cara a la segunda mitad del año. Como materialización del propósito de ponerse en forma y bajar peso, miles de personas se embarcan en la aventura deportiva de inscribirse en un gimnasio.

Leer más

El estrés se ha convertido en un acompañante casi permanente en nuestras vidas. En la mayoría de las ocasiones no puede evitarse ya que cualquier cambio al que debamos adaptarnos implica estrés. 

Las principales causas de estrés se suelen relacionar con sucesos negativos como daño,  enfermedad o muerte de un ser querido. Sin embargo,  un suceso positivo puede resultar igualmente estresante. Por ejemplo,  cambiar de casa o ascender en el trabajo traen consigo el estrés de un nuevo estatus y de nuevas responsabilidades . Incluso,  expertos opinan que enamorarse puede representar,  para algunas personas,  el mismo grado de estrés que romper una relación. 

Leer más