Fallos habituales al fortalecer glúteos

Fallos habituales al fortalecer glúteos

Las piernas, y sobre todo los glúteos son las partes de nuestro cuerpo más difíciles de fortalecer y se convierten en una obsesión para muchas personas que acuden habitualmente a entrenar. Muchas veces el desconocimiento de los mejores ejercicios para sacarle el máximo partido a esta parte del cuerpo o no saber cómo deben hacerse puede ser la clave. Por ello en este post queremos detenernos en algunos fallos habituales al fortalecer glúteos y trucos para conseguir mejores resultados.

En la mayoría de los casos a la hora de trabajar los glúteos no aislamos el trabajo en esos músculos de la manera adecuada, haciendo que también intervengan otros. Es importante tener esto presente, sobre todo en los ejercicios en los que estamos buscando solamente el trabajo de este grupo muscular. Para corregirlo bastará con analizar los fallos más habituales.

Un ejercicio muy habitual suele ser la patada de glúteos. Se realiza llevando la pierna hacia atrás al máximo, de modo que sean los músculos que componen los glúteos los que aguanten toda la tensión del movimiento. Este ejercicio lo podemos hacer en máquina o en el suelo. En cualquier caso es fundamental concentrar toda la tensión en los músculos trabajados, ya que es fácil hacer que otros intervengan en la rutina.

Uno de los fallos habituales al fortalecer músculos es que suelen entrar en escena los cuádriceps, debido en gran parte a que adelantamos mucho la pierna. Para evitarlo el movimiento hacia atrás debe ser corto y concentrado, es decir, hacer que solamente sean los músculos de los glúteos los que intervengan. Ellos son los que deben hacer frente a la resistencia que supone la postura o simplemente el propio peso de nuestro cuerpo.

También el ángulo a la hora de realizar este tipo de ejercicios suele jugar en nuestra contra, y es que el movimiento de la pierna hacia atrás debe ser recto, y no ladearse hacia la izquierda o la derecha, pues ya entran en acción otros músculos como los estabilizadores de la cadera o los abductores. Para ello es muy importante colocarnos siempre de frente y evitar movernos demasiado. De ahí que un movimiento corto, como comentamos anteriormente, sea la mejor opción.

Para conseguir mejores resultados podemos realizar este ejercicio de patada de glúteos sobre un banco y utilizando nuestro propio peso o la barra de la máquina de multipower. La idea de hacerlo sobre un banco es la de limitar el espacio de acción para evitar movernos demasiado y desplazar así el ángulo de acción durante el ejercicio. Simplemente con este sencillo gesto y una perfecta concentración conseguiremos aislar al máximo los músculos que componen los glúteos y así conseguir un trasero de acero.


0 comentarios

Dejar un comentario