ENTRENAMIENTO NRW: El NORDIC RUNNING-WALKING

bastones, cadiz, marcha nordica, técnica -

ENTRENAMIENTO NRW: El NORDIC RUNNING-WALKING

¿QUE ES EL NRW?

NO, aunque suene a mrw, NRW no es la nueva filial de la empresa de paquetería urgente MRW, proviene de las siglas del NORDIC RUNNING WALKING.

Ya tenemos una pista sobre este tipo de entrenamiento.

Con este entrenamiento, lo que se busca es que el marchador  vaya jugando con el ritmo de entreno, cambiando de marcha-nórdica a correr-nórdico. Hay muchos tipos de NRW que podrás diseñar: por distancia, por tiempo, por terreno… y en cada uno de ellos se trabaja de una manera distinta, aunque de manera general, en todos se juega con ritmos moderados de Nordic Walking intercalando ritmos más vivos de Nordic Running .

bastones nordic walking running trail

 

NWR para enriquecer el entrenamiento

Muchos marchadores abusan de las tiradas largas sin darse cuenta de la importancia de otros factores y otros tipos de entrenamientos, como son las sesiones de técnica de marcha nórdica, el trabajo de fuerza,  flexibilidad, resistencia... así muchos entrenadores opinan que es muy positivo introducir en la rutina de entrenamiento otros tipos de trabajos que “lo enriquezcan”.

Esta modalidad como hemos dicho no es para novatos, se debe tener adquirida una técnica en marcha nórdica y también es muy recomendable para deportistas que practican trail running y carreras de Ultrafondo donde la marcha nórdica está cada vez más presente entre los participantes, sin olvidarnos de otras modalidades exigentes como los kilómetros verticales.

En estos casos, el NRW permite que las tandas de carrera sean de mayor distancia y que a la hora de marchar, el cuerpo recupere mejor, pese a llevar un ritmo de marcha alto.

El NRW lo puedes poner en práctica en desniveles, terrenos y situaciones reales. Puedes entrenarlo junto con la alimentación e hidratación y tu mente también entrena una situación real de exigencias como en carrera. En definitiva, es el entrenamiento más parecido a la competición.

NRW puede ser ideal pero sin embargo desde Orivip, pedimos precaución y  alertamos que para incluir NRW en nuestra rutina de entrenamiento, el marchador debe contar con una preparación previa, porque de lo contrario no habrá adaptación, acumulará fatiga y no será capaz de realizarlo correctamente, por lo que siempre aconsejamos un entrenamiento bajo las indicaciones de un Entrenador profesional y previo reconocimiento médico antes de empezar su temporada anual de marcha nórdica o carreras por montaña.

 

 ¿QUE VAS A NECESITAR?

Sería muy recomendable el uso de pulsómetro, aunque como accesorios mínimo necesitarás un reloj cronómetro o un recorrido talonado previamente.  

En Orivip consideramos esencial para llevar a cabo este tipo de entrenamiento,  el uso de un bastón telescópico que podamos variar la altura del mismo ajustándolo de manera rápida al cambio de cada intervalo ya sea alargar el bastón para nordic running o acortarlo para marcha nórdica.

Le recomendamos eche un vistazo a estos modelos de KV+ y Gabel, ambos perfectos para estos entrenos de calidad. Son solo dos ejemplos que consideramos con una excelente relación calidad precio.

Pincha sobre las imágenes para ver los bastones en nuestra tienda ORIVIP online

Bastones Gabel Inverso 100% Carbono

Bastones KV+ Maestro 80% Carbono

 

¿CÓMO ENTRENAR EL NRW?

Como todo entrenamiento de calidad, es necesario un calentamiento adecuado para evitar lesiones.

El NRW como he comentado, se puede entrenar de diversas manera siendo por distancia y sobretodo por tiempo siendo esta última la más común.

Si entrenamos por tiempo, lo más adecuado si estamos empezando, es hacer 1 minuto NR "nordic running" y otro NW "nordic walking", repitiendo ésto unas 6 o 7 veces. A medida que vayamos ganando resistencia iremos aumentando las repeticiones.

Aquí os pongo un ejemplo de un entrenamiento 1 hora:

20′ calentando NW

+ 1NR+2NW+1NR+2NW+1NR+2NW+1NR+2NW+1NR+2NW+1NR+2NW

+ 20′ de enfriamiento NW .

Podemos incluirlos semanalmente junto a un trabajo de series y en unos días de rodaje, notaremos que con el tiempo nuestra velocidad y nuestra resistencia mejoraran notablemente

La variedad de este tipo de trabajo permite realizar cambios de ritmo aleatorios, que pueden venir marcados por el propio terreno con subidas o bajadas.
Otro ejemplo de trabajo con cambios de ritmo es hacer cambios largos, de entre 2 a 5 minutos, hasta sumar un total de 25 minutos, con un minuto de recuperación trotando.
Otra opción es trabajar en pirámide, haciendo cambios más cortos, por ejemplo de 30 segundos, 45 segundos y 1 minuto, hasta sumar 30 minutos.
 
Más opciones son jugar con la distancia, por ejemplo, 400 metros de marcha nórdica  y 200 trotar nórdico.

En resumen, se trata de un trabajo imprescindible, ya que con él la mejora en el entrenamiento es significativa. No obstante, es necesario adaptar este trabajo al objetivo que se prepare y al nivel del marchador.
Ya solo necesitas que lo pruebes y nos comentes compartiéndolo en nuestro blog¡¡Estaremos encantados de compartir vuestra experiencia¡¡Gracias.

 

 

1 comentario

  • Manuel Francisco Díaz Romero

    Bastante interesante. Novedoso y muy motivante

Dejar un comentario