Cuáles son las lesiones de rodilla más frecuentes

Cuáles son las lesiones de rodilla más frecuentes

Por lo general siempre estamos hablando de las lesiones que sufrimos en otras partes del cuerpo menos en las rodillas y hoy queremos darte algunos tips de cómo proceder cuando tenemos que combatir una dolencia en esta zona.

Una de las lesiones más comunes en la parte de la rodilla es la artrosis. En esta afección, los cartílagos de la rodilla con el paso del tiempo se han desgastado por la actividad realizada y por la edad del paciente, y este mismo desgaste provoca dolor e inflamación que muchas veces hasta se tornan intolerables para los que lo padecen.

También existen otras lesiones en las rodillas que son frecuentes y que por lo general aparecen en las personas que son deportistas como por ejemplo el esguince que es una lesión en uno o  varios ligamentos de la rodilla que han sufrido un excesivo estiramiento, debido a una tracción o retorcimiento. También está la distensión que es cuando un músculo o un tendón han sufrido demasiado estiramiento.

Están las lesiones en el cartílago de la rodilla o los más conocidos meniscos, tienen forma de medialuna y actúan como amortiguadores de la articulación. Está la rotura de ligamentos que es una lesión habitual en deportistas profesionales, especialmente en los deportes donde hay que correr, parar, saltar y cambiar de dirección con frecuencia, como en el fútbol por ejemplo.

Nos vamos a percatar de una lesión en la rodilla cuando tengamos algunos de estos síntomas:

  • Dolor.
  • Hinchazón.
  • Inestabilidad en la articulación: la rodilla puede ceder o quedar bloqueada.

Es importante es examen médico para saber qué grado de lesión y qué tipo de lesión tienes en la rodillas y luego así determinar el tipo de tratamiento que se llevará a cabo para recuperar la movilidad. Puede que dentro de la gran variedad de tratamientos que hay para hacer esté el de la protección de la articulación, para que no sufra más daños. Obviamente el reposo. Aplicación de hielo en la zona, para disminuir la inflamación. El uso de los medicamentos analgésicos y antiinflamatorios pueden ayudar a aliviar el dolor. Y en caso de las lesiones más complicadas o graves, el médico puede recomendar la fisioterapia o la cirugía, para que la articulación pueda recuperarse completamente.

_______________________________________________

¿Conoces nuestro programa nutricional?

 

Pulsa AQUÍ para más información