Conoce todo sobre los calambres musculares

Conoce todo sobre los calambres musculares

Este tipo de lesiones no es exclusiva de los deportistas, muchas veces las personas que más sedentarias son padecen este tipo de malestares y es por diferentes factores.

Los calambres musculares son espasmos dolorosos que se producen durante o inmediatamente después del ejercicio. El músculo comienza a ponerse duro y contraído y no es posible relajarlo por un tiempo. Aunque cualquier músculo puede sufrir un espasmo, los calambres musculares suelen afectar por lo general a tres grupos musculares diferentes: la parte delantera del muslo (cuádriceps), la parte trasera del muslo (isquiotibiales) y la  pantorrilla (gastrocnemio).

Comienza a sentir poco a poco el dolor, luego los espasmos previos al calambre. Aunque todo se da en cuestión de segundos, el dolor que se siente es insoportable a veces. Si bien cómo comienza el calambre puede ser en milésimas de segundo, es muy probable que llegue a durar hasta 15 minutos. El músculo puede estar sensible durante las 24 horas posteriores al calambre inicial ya que queda como resentido.

Si bien el origen de los calambres aún es todo un misterio hay una teoría que puede llegar a servir en caso de que tengamos que descubrir su comienzo. Dicen algunos especialistas que  se producen cuando los músculos se acortan y se utilizan repetidas veces sin estirarlos antes del ejercicio.

Hay otros factores asociados a los calambres musculares como por ejemplo el  esfuerzo excesivo, la exposición a un clima cálido o frío, la deshidratación, el desequilibrio de la sal debido al sudor o el nivel bajo de azúcar en sangre.

Se cree que la principal causa de los calambres musculares es el esfuerzo excesivo puede ser porque se hizo de mal un ejercicio o se lo realizó por más tiempo que el adecuado.

Para tratar el calambre tienes que estirar suavemente el músculo al que le ha dado el calambre. Es el método más rápido que existe para aliviar esto. Lo que haces es reducir la presión sobre el músculo. Tienes que mantener el estiramiento hasta que se te vaya el calambre.

Deberá aplicarte hielo envuelto en un material blando en la zona afectada. Esto se puede hacer mientras se realiza el estiramiento, es justamente para adormecer la zona y para que aumente la circulación al retirar el hielo de allí. Luego masajeas suavemente el músculo y trata de reponer líquidos perdidos bebiendo agua.

_______________________________________________

¿Conoces nuestro programa nutricional?

 

Pulsa AQUÍ para más información