Calabacín nuestro aliado para perder peso

Calabacín nuestro aliado para perder peso

El verano es la temporada natural para el calabacín que se presenta con una firmeza y un dulzor difícil de conseguir por los ejemplares de invernadero. Esta firmeza y dulzor son reflejo también de su mayor potencial nutritivo.

El calabacín es una de esas hortalizas que son ideales para realizar dietas. ¿Por qué? Porque su ligereza (19Kcal/100gr.) hacen del calabacín nuestro aliado para perder peso.

Pues sí, en las dietas de adelgazamiento son una gran opción. Pero no solo porque son ligeros sino, también, porque su abundante agua y volumen los hace muy saciantes. Además se consideran diuréticos y suavemente laxantes. La fibra se concentra sobre todo en la piel, por lo que conviene comerlos sin pelar.

Su composición es:

  • Más del 95% es agua.
  • Aproximadamente un 3% son carbohidratos
  • Un 1,2% es fibra
  • Más de un 1% es proteina
  • Más de un 0,1% es grasa

Su riqueza en vitaminas se aprovecha mejor si se comen crudos o muy poco cocidos. Un calabacín de 250 gr. aporta dos terceras partes de la vitamina C que se precisa al día, un 35% del ácido  fólico y más del 10% de la provitamina A y las vitaminas B1 y B6. 

A pesar de ser de la familia de las calabazas, su aporte de betcaroteno no es tan significativo. Yendo al apartado mineral, el calabacín tiene un buen aporte de potasio, como así también magnesio, sodio, yodo, calcio y algo de hierro.


0 comentarios

Dejar un comentario