Bici de montaña o de carretera

Bici de montaña o de carretera

Cuando yo comencé como cicloturista (alla por el año 87) solamente existía la bicicleta de carretera y, en todo caso, para la temporada de invierno (pretemporada) la de ciclocross. Sin embargo, recuerdo que en 1989 me indicaron que para la pretemporada iba a practicar un deporte distinto, conocido como mountain bike. Nunca tuve que escoger entre bici de montaña o de carretera; simplemente dependía de la época del año el utilizar una u otra.

Sin embargo hoy día hay mucha gente que está dejando de lado la bici de carretera debido a la peligrosidad del tráfico, aunque la de montaña no está exenta de riesgos.

Si eres de los que está dudando entre comprarte una bici de montaña o de carretera, ahí van unos puntos de vista a favor y en contra de ambas opciones.

  • Sensaciones diferentes. Quien haya probado rodar en asfalto sabrá que sobre una bici de carretera se tienen sensaciones muy diferentes a las que se experimentan en bici de montaña. Pero, además de las sensaciones, por el peso de la bici, geometría, desarrollos, superficie y tipo de recorrido por los que se rueda en cada una de ellas, la exigencia fisiológica y también biomecánica es distinta. Esto hace que las adaptaciones o beneficios que podemos obtener de cada una de las disciplinas como método de entrenamiento pueden ser también muy diferentes. Sin embargo, no por provocar diferentes beneficios éstos son incompatibles entre sí. De hecho, esta variedad de estímulos para nuestro organismo hace que la combinación carretera y montaña sea perfecta.

  • Siempre se ha considerado que la bici de carretera sirve básicamente para trabajar la resistencia de base o lo que coloquialmente conocemos por fondo. Realmente es cierto, aunque no sólo sirve para esto. Sobre asfalto los recorridos suelen ser más tendidos y con cambios de pendiente más progresivos que los senderos y pistas de montaña, donde suele haber cambios muy repentinos de inclinación, trialeras y otras exigencias del recorrido que obligan en muchos casos a pedalear de manera más explosiva. En este sentido, en bici de carretera y si intentamos rodar a la misma intensidad que en montaña medida en frecuencia cardíaca, por ejemplo, la fatiga muscular en montaña siempre será mayor por poco que el perfil del terreno sea un poco accidentado. 

  • En la típica asociación que algunos hacen entre mountain bike y potencia ocurre lo mismo que con carretera y resistencia. Efectivamente, por los perfiles de los recorridos de los senderos y pistas es más fácil trabajar la explosividad y la potencia muscular de manera natural y sin tener que seguir series por tiempo ni ninguna otra pauta. Los cambios de pendiente son muy bruscos y suelen provocar oscilaciones de potencia mucho más repentinas que en carretera. Esto hace que la musculatura trabaje de manera más discontinua y brusca, con cambios de ritmo y además consuma más rápidamente sus reservas energéticas.

  • ¿Es más efectiva 1 h de carretera que de montaña? Imposible responder categóricamente. Sin embargo, en carretera se suele pedalear de manera más continua, así que si quieres mejorar tu resistencia a ritmo constante, esa hora de carretera será más provechosa que si la haces en bici de montaña, donde pedaleas con más interrupciones. Si quieres trabajar la potencia pura, una hora de MTB, en cambio, puede ser la opción más eficaz.

Como puedes comprobar, a la hora de escoger entre bici de montaña o de carretera, para gustos los colores. Lo que está claro es que son perfectamente complementarias y mi consejo final es que si tienes dudas, escojas aquella modalidad de bicicleta que tengan los amigos con los que vas a compartir paseos o entrenamientos.


0 comentarios

Dejar un comentario