After Sun

After Sun

En otros artículos ya os hemos hablado de la importancia de protegerse del sol y de los protectores solares más adecuados a tu tipo de piel e intensidad del sol.

Hoy queremos hablaros de otro producto muy importante para el cuidado de la piel pero que se utiliza menos. El after sun se aplica tras la exposición solar y su utilidad es hidratar la piel, calmarla y repararla de los posibles daños que los rayos solares hayan podido causar en ella.

Muchas personas tienen dudas de si tras la exposición solar aplicar un after sun o una hidratante. Vamos a intentar dar un poco de luz a esta cuestión. A diferencia de una crema o loción hidratante cuya única función es hidratar, el after sun ayuda a recuperar el daño celular, aliviando la piel y previniendo los signos del envejecimiento prematuro.

Adicionalmente, algunos productos after sun ayudan a mantener el bronceado.

Se trata de un producto imprescindible cuando la piel se ha quemado, pero también se recomienda utilizarlo siempre que se haya estado expuesto a radiación solar, aunque se haya usado protector solar, para recuperar la piel de los efectos dañinos que el sol haya podido causar en ella.

Recomendaciones de aplicación de tu after sun.

  • Toma una ducha refrescante para limpiar la piel y eliminar la sal del mar.
  • Sécate y aplica al instante el Bálsamo Intensivo After Sun para cara y cuerpo (recomendamos el de la marca Oriflame) para restaurar la hidratación y calmar la piel.
  • Prolonga tu bronceado utilizando la Loción After Sun 3 en 1 de Oriflame.

Nosotros te hemos dado nuestra recomendación en cuantro a productos se refiere, pero en el mercado es posible encontrar after sun en diferentes texturas como leches, lociones, cremas, geles, sprays, etc.