Quema grasa en la piscina

Quema grasa en la piscina

Estamos en verano y el deporte por excelencia tanto en piscina como en playa es la natación. Pero además es un ejercicio que se puede practicar también en invierno en piscina cubierta. Por eso, te proponemos un reto: quema grasa en la piscina, especialmente grasa abdominal.

Para quemar grasa abdominal lo primero que tenemos que hacer es llevar una alimentación equilibrada y saludable. La grasa localizada no se quema haciendo ejercicios específicos. Es decir, no por hacer más abdominales quemarás la grasa abdominal, sino que el cuerpo recurre a ella cuando la necesite. Lo segundo que tenemos que hacer es realizar la actividad con regularidad y constancia para que estimule nuestro metabolismo a eliminar la grasa acumulada en el abdomen.

Si no estamos acostumbrados a nadar, los primeros días nuestro cuerpo se adaptará y una de las adaptaciones es la creación de mayor masa muscular para poder realizar este ejercicio de manera más eficaz. Este aspecto hace que lo que por un lado perdamos de peso a base de grasa no se note porque nuestra masa muscular ha aumentado, aunque esto depende de la constitución de cada uno.

Quema grasa en la piscina pero… ¿cómo?

Normalmente cuando hacemos una actividad aeróbica como la natación, el porcentaje de quema de grasa es mayor cuando llevamos unos minutos en la actividad, al igual que quemaremos más grasa si el ritmo o la intensidad del nado es media y no alta. Esto quiere decir que tenemos que procurar nadar más de 15 minutos seguidos y, para ello, debemos de ir a un ritmo poco exigente.

Un error al querer perder peso mediante la natación es nadar a una intensidad alta. Esto hace que el combustible mayoritario utilizado sean los hidratos de carbono en lugar de las grasas, de ahí la importancia de tomarnos la natación con tranquilidad.

Si no estamos en buena forma física y no aguantamos más de 5 minutos nadando, podemos nadar unos largos, descansar un rato y seguir de nuevo, así alargamos el tiempo de actividad. También podemos alternar el estilo libre o crol con braza, que es un estilo que requiere menos esfuerzo.

Con el paso de los días iremos adquiriendo mejor forma física y seremos capaces de aguantar más tiempo nadando. Por eso también es importante tomarse las cosas con calma e ir en progresión, por ejemplo aumentando cada día uno o dos largos de piscina nuestra sesión de natación. Lo importante es ser constantes y adaptar al cuerpo a quemar grasa con esta nueva actividad.

En resumen, la natación es uno de los principales ejercicios para eliminar grasa abdominal y quemar hasta 700 calorías en sólo 60 minutos. La natación es un ejercicio muy completo donde trabajas todos los grupos musculares, por lo que te ayudará a eliminar grasa y tonificar los músculos de una manera segura ya que protege tus articulaciones evitando el impacto.

Ya lo sabes, quema grasa en la piscina y disfruta de una vida saludable.


0 comentarios

Dejar un comentario