Ventajas de caminar todos los días

Ventajas de caminar todos los días

Muchas veces hemos escuchado infinidades de testimonies sobre las diversas dietas que existen en la actualidad, donde muchos de los resultados no son los esperado. Esto sucede en gran parte cuando las personas que se adhieren a la dieta solo se limitan al control alimenticio y no incluyen en su día a día actividad física, ni la más básica pero muy importante como el caminar.

Ventajas de caminar todos los días

Se ha comprobado científicamente que el caminar es una actividad esencial para el ser humano, tanto físicamente como saludablemente, el caminar ayuda a prevenir en un 20% el índice de muertes por enfermedades cardiovasculares, cifras que han crecido en países industriales como es el caso de España donde la mal alimentación y la vida sedentaria duplica los riesgos por sufrir un infarto miocardio, sufrir del colesterol y descontrol en los depósitos de azúcar en el cuerpo.

Hay diversas maneras de mantener una rutina de caminata, el tiempo mínimo recomendado es un lapso de 30 minutos, especialmente para las personas que sufren de diabetes o la tensión, ya que ayuda a la respuesta de la insulina para controlar mejor el metabolismo y el azúcar, reduciendo los valores en la presión arterial, no se excluye a las demás personas, manteniendo una correcta postura, logrará beneficiarte en aspectos como la flexibilidad, mantener el peso ideal, mantiene nuestra espalda sana.

El caminar aporta a nuestro sistema cardiovascular la fuerza y más capacidad para poder bombear sangre para el corazón, a dilatar las arterías con la finalidad de hacer llegar más cantidades de sangre a nuestros músculos y otras partes de nuestro cuerpo, favoreciendo los efectos en el colesterol.

Al caminar 30 minutos diarios ponemos a nuestro cuerpo a quemar un aproximado de 1000 calorías diarias, lo que normalmente necesitamos para mantenernos saludables y con el mismo peso, si el deseo es bajar un poco más el peso tendríamos que aumentar de 40-45 minutos al día seguido, ya que al llegar a los 20 minutos de la rutina nuestro cuerpo es cuando comienza a quemar la grasa depositada, a partir de ahí afecta positivamente el ejercicio en nuestro cuerpo.

Además de estos beneficios, el caminar todos los días nos aporta una función cognitiva mucho mejor, ayudando al oxigenar nuestro cerebro, recomendado fundamentalmente a las personas que se acercan a la tercera edad, ya que ayuda a reducir las posibilidades de sufrir demencia senil, alzhéimer, ente otras enfermedades neurológicas. Incluso nos elimina el estrés acumulado durante el día, mejorando nuestro ánimo, lucha contra la depresión y nos da la fuerza diaria para cumplir con nuestras actividades, acotando que debemos también mantener una alimentación saludable.

Impacta positivamente en nuestro sistema respiratorio, aumentando nuestra resistencia respiratoria, manteniendo nuestros pulmones más sanos, así evitamos infecciones respiratorias y eliminamos bacterias que puedan afectar nuestro sistema cardiorrespiratoria. Para las mujeres posmenopáusicas es recomendado caminar aproximadamente 1 milla mínimo para lograr una mayor densidad ósea. Aparte que evita la obesidad y los depósitos de celulitis.

Combate el cáncer de senos, se ha comprobado que las personas que se les ha diagnosticado cáncer de seno y mantiene una caminata activan tienen un 45% de posibilidades de sobrevivir a la enfermedad en comparación con las personas que se mantienen inactivas, de igual manera las personas que tenían una vida física activa aumentan sus posibilidades de sobrevivir al cáncer en un 30% luego de diagnosticado. Ya que la caminata ayuda en el proceso digestivo agilizándolo, se acumulan menos alimentos semidigeridos y materia fecal que pueden producir inflamaciones en las personas, es recomendado para las todos aquellos que padezcan de cáncer de colon.

Uno de los beneficios al caminar es el aporte que hacen a nuestra vida sexual, confirmado por mayormente por las mujeres entre 44-57 años de edad, indicando que aumenta su deseo sexual, aparte que la caminata diaria al subir nuestro ánimo  también nos mantiene un autoestima alto, lo que finalmente nos da más seguridad en nosotros mismo y en la intimidad sexual. ¡Así que no dejes de caminar!