Beneficios de la práctica del nordic walking

Beneficios de la práctica del nordic walking

Este tipo de marcha (también conocida como caminata nórdica) involucra la acción de la parte superior del cuerpo. Es una actividad física muy recreativa que se originó en Finlandia. Algunos investigadores japoneses han demostrado cuales son algunos beneficios de esta actividad

Se ha comprobado que la práctica del Nordic Walking, no solo mejora la fuerza física, sino también la resistencia, incluso se hace  mención que es una actividad mucho más completa que la natación y previene al cuerpo de lesiones graves, mejora la coordinación y la movilidad ayudando a tener una fuerte musculatura.

Es un excelente ejercicio cardiovascular, recomendado para aquellas personas con problemas coronarios, manteniendo un buen estado físico, mejora en gran medida la resistencia física, ayuda al cuerpo a ser más flexible y mantiene una mejor salud

El Nordic Walking es una actividad física que  utiliza la mayor parte de los músculos del cuerpo, porque permite que este tenga un  mayor movimiento, tonificando las piernas, muslo, brazos y glúteos, y lo mejor sin sentir un agotamiento extremo como otras actividades deportivas, además de tener una mayor resistencia cuando se les práctica.

Con una práctica ligera de tan sólo pocos horas a la semana del Nordic Walking  ayuda a reducir en gran medida el índice de masa corporal, ya que permite quemar un número mayor de calorías. Son movimientos muy agradables y 100% efectivos.

La marcha nórdica no sólo realiza acción en los músculos del cuerpo, también reduce la presión en las articulaciones, beneficiando a las personas hipertensas, ayuda a reducir de peso ya que quema grasa corporal, previene el desgaste óseo propios de la edad y ayuda  en la recuperación de ciertas lesiones ocurridas a nivel de los huesos y a su vez deficiencias cardíacas severas.

A través de esta actividad, se regula el ritmo cardíaco, se obtiene una  respiración ideal, más pausada, relajada que ayuda al sistema cardiovascular, por lo tanto es una actividad física recomendada para aquellas personas que posean este tipo de enfermedades.

Es fácil obtener buenos resultados con el Nordic Walking, ya que no requiere un entrenamiento riguroso y exhausto, con apenas dedicarle algunas tres horas a la semana, sería perfecto para obtener un cuerpo envidiable además de saludable.

Este tipo de entrenamiento que es mucho más recomendable incluso que caminar,  refuerza el sistema inmunológico, previene gripes, virus, resfriados y  retrasa el envejecimiento, libera el estrés, ayuda a relajar la tensión en la cervical,  aumenta la capacidad de oxigeno requerida y ayuda a tener un corazón óptimo y previene enfermedades coronarias.

Brinda excelentes beneficios a los adultos mayores o personas maduras, ayudándolos a mejorar en gran parte su estado de salud y fortaleciendo el cuerpo, de igual manera es beneficioso para  las personas obesas, ya que ayuda a perder peso y para aquellas que han sufrido algún tipo de lesión muscular, ya que los ayuda a recuperarse mucho más rápido.

Con todas estas ventajas y beneficios que nos ofrece esta actividad, difícilmente rechazaríamos no practicarla. Así que gozar de buena salud.